Cuida tu cabello en casa con remedios naturales.

El cabello es de vital importancia a la hora de verte bien y sentirte a gusto contigo misma. Aún así muchas veces y sin querer, lo expones a varios factores que estropean tu melena por ejemplo, el estrés, la mala alimentación, el abuso de la plancha, mechas, tinte, productos químicos o simplemente factores inevitables como el clima y la exposición solar. Y aunque en el mercado existen productos cosméticos que ayudan a reparar el pelo nunca está de más reforzar la hidratación en casa, y es que no sabes la de productos naturales que tienes a tu disposición que pueden hacer maravillas en tu cabello.

Queremos compartir unas recetas muy sencillas  con ingredientes muy fáciles de encontrar en la despensa, te animas?

Mascarilla de aguacate con yema de huevo para cabello graso, seco y encrespado.

Esta mascarilla es ideal para personas con el cuero cabelludo graso y puntas secas. El aguacate aporta vitaminas y omega 3 y el huevo proteína natural, lo que proporcionará tanto flexibilidad como fuerza y brillo ayudando a reparar hasta los cabellos más estropeados. Estos ingredientes son naturales así que no van a engrasar el cabello de ninguna manera, las grasas que te aportarán son necesarias y muy beneficiosas para el pelo.

Ingredientes:

  • 1/ 2 aguacate
  • 1 yema de huevo
  • 1 cápsula de Vitamina C
  • 1 cucharada pequeña de aceite de oliva
  • 1 gorro de ducha o papel film transparente

Preparación:

Parte un aguacate y pon una mitad en un recipiente a ser posible un bol, con un tenedor tritura el aguacate hasta conseguir una textura de crema fina. Seguidamente parte un huevo y con mucho cuidado separa la yema de la clara. Vuelca la yema de huevo en el mismo recipiente donde ya tendrás preparada la crema de aguacate, añade un cucharadita de aceite de oliva y mezcla bien hasta conseguir que los ingredientes queden integrados. La Vitamina es opcional ya que es un plus, y tal vez no dispongas de este ingrediente en tu despensa. Si lo tienes envuelve la la pastilla en papel film y tritúrala con un mortero o cuchara hasta conseguir un polvo con textura harinosa, añade a la mezcla y remueve hasta que se disuelva por completo.

Aplicación: 

Con el cabello limpio, húmedo y con la ayuda de un peine aplica la crema por todo el cabello, sin miedo! No te preocupes la raíz, esta mascarilla es muy hidratante pero no engrasa. El huevo es muy importante ya que tiene muchos beneficios para el cuero cabelludo, fortalece el folículo del pelo y ayuda a reparar cabellos frágiles. Gracias a sus aceites esenciales el aguacate contiene una gran cantidad de Vitamina E que ayuda a la formación del colágeno natural reparando tanto la piel como el cabello y es un suavizante 100% efectivo y natural. El aceite de oliva servirá para que todos los ingredientes se mezclen bien además de aportar un plus de hidratación, si tienes miedo a que te pueda engrasar el pelo puedes saltarte este paso o usar el aceite que mejor vaya con tu tipo de cabello, eso sí es imprescindible que sea un aceite natural.

Recoge el pelo en un moño o en una coleta y si no dispones de un gorro térmico envuelve la cabeza en papel film, esto puede parecer aparatoso pero en cuanto lo haces unas cuantas veces verás que no es nada complicado. Deja actuar la mascarilla unos 30 minutos y listo! Aclara el cabello con agua tibia y deja secar al aire o si lo necesitas seca a una temperatura media. Alucinarás con la suavidad y el brillo de tu cabello!

Mascarilla con aceite de oliva para cabellos secos o dañados por químicos.

Sin duda esta es la receta más fácil de preparar ya que contiene muy pocos ingredientes y son tan básicos que no te va a costar nada encontrarlos en casa. Esta mascarilla está indicada para todo tipo de cabello dañado por tintes, decoloraciones o agresiones químicas.  Si tienes el pelo fino y natural esta mascarilla también es para ti, no te preocupes no te va engrasar, eso sí, si tienes un cabello muy fino aplica la mascarilla con cuidado de no tocar la raíz.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas soperas de mayonesa
  • 2 cucharadas pequeñas de aceite de oliva
  • 1 gorro de ducha o papel film transparente

Preparación:

Tan fácil como volcar dos cucharadas soperas de mayonesa en un recipiente, preferiblemente mayonesa casera (es una manía personal) sin vinagre y sin sal, o en su defecto mayonesa industrial, añadir dos cucharaditas de de aceite de oliva virgen extra y mezclar (si tienes miedo a engrasar en exceso tu cabello puedes sustituir el aceite de oliva por aceite de almendras que es menos graso) Este preparado es tan sencillo que no hay excusa para no probarlo! Te sorprenderá lo que puede llegar hacer en tu cabello, este remedio tan antiguo como efectivo.

Aplicación:

Esta mascarilla se aplica con el cabello previamente lavado y seco. Pero ojo! Aquí si que es muy importante saber que necesidades tiene tu pelo, porque como hemos dicho, esta mascarilla aunque es muy sencilla tanto por sus ingredientes como por su preparación no deja de ser muy potente, así que si tienes el cuero cabelludo graso aplica la mezcla solo de medios a puntas evitando la raíz. Si tu cabello es muy seco, rebelde y encrespado no tengas miedo!  Aplica la mascarilla de raíz a puntas y mechón por mechón para que penetre bien. Hay cabellos que son tan gruesos que necesitan un masaje circular con la yema de los dedos al aplicar el producto porque si no, no penetrará hasta el interior, quedará en la superficie y por lo tanto no será tan eficaz. La mayonesa aporta un brillo espectacular ayudando a domar la melena, gracias a su textura lo hidrata en profundidad. El aceite de oliva actúa reparando las puntas abiertas y es por eso que en cabellos frágiles y debilitados por tintes, mechas o productos químicos es fundamental ya que previene la rotura del pelo con el cepillado.

Recógete el cabello como mejor te convenga y si no dispones de un gorrito envuélvelo en papel film transparente. Si tu pelo es fino déjala actuar un máximo de 30 minutos, en cabello gruesos y muy secos se puede dejar actuar hasta 45 minutos. Aclara abundantemente con agua tibia y asegúrate de que el cabello quede bien limpio.

Esta es una de nuestras mascarillas favoritas ya que aporta múltiples beneficios con muy pocos ingredientes!

Mascarilla con yogur, miel y aceite de coco natural para cabello deshidratado y sin vida.

Esta mascarilla es muy efectiva para cabello debilitados y muy secos, y es apta para todo tipo de cabellos. Pero no hace falta que tengas el pelo muy estropeado para disfrutar de los beneficios de esta mascarilla natural, en melenas sanas también es 100% efectiva y muy buena para reparar en profundidad las puntas secas. Esta receta es ideal para devolver la humedad natural al cabello ya que dentro de los principales beneficios del yogur está la de prevenir la sequedad capilar.

Ingredientes:

  • 1 yogur natural
  • 2 cucharadas pequeñas de miel
  • 1 plátano pequeño o bien 1/2 banana
  • 1 cucharada  sopera de aceite de coco (sin refinar)
  • Gorro de ducha o en su defecto papel film transparente

Preparación:

Vierte el yogur en un recipiente suficientemente ancho y alto o bien en un bol con bastante profundidad, añade 2 cucharadas de miel de abeja (a ser posible sin pasteurizar) y seguidamente añade el aceite de coco. Procura que el aceite de coco sea natural, si es así sabrás que el aceite de coco se solidifica con el frío, así que antes de añadirlo a tu mascarilla puedes calentarlo al baño María para que te sea más fácil mezclarlo junto con los otros ingredientes. Ya solo te queda elegir un plátano maduro (te aconsejamos echar muy poca cantidad) tritura el plátano con la ayuda de un tenedor hasta conseguir una textura de puré y añádelo a tu mascarilla.

Aplicación:

Con el pelo limpio, (tanto húmedo como seco) extiende el producto con suaves masajes para activar la circulación, baja hasta las puntas y se generosa con la cantidad. El plátano contiene antioxidantes que ayudan a oxigenar la piel, favorece a la recuperación del cabello dañado y lo fortifica. El maravilloso e imprescindible aceite de coco es casi milagroso, es tan potente que llega a restaurar la hebra capilar, pero atención! Es un producto que si decides usarlo por separado debes aplicarlo con el cabello seco ya que es muy denso, y si tu pelo está muy mojado puede no llegar a penetrar del todo bien. Es por eso que a esta mascarilla le añadimos yogur, que es la clave para que todos los ingredientes se mezclen entre ellos y que cada uno te aporte sus propiedades y beneficios. La miel es un sellador de la fibra capilar y elimina el encrespamiento y aporta un plus de brillo que dejará tu melena impecable.

Recoge tu cabello y envuélvelo, deja actuar unos 30 minutos y sobre todo aclara muy bien la melena ya que la miel es muy pegajosa y no conviene que queden restos en el pelo. El secado no influye, tanto al aire como secado con secador disfrutarás sintiendo la textura de tu pelo, lucirá esplendido y suave como la seda!

Advertencia: Si tienes posibles alergias o tienes problemas dermátologicos consulta a un profesional antes de aplicar cualquier producto que ente en contacto con tu cuero cabelludo.

Tienes alguna pregunta? Quieres pedir cita?

Llámanos. Intentaremos resolver cualquier duda que tengas.