Peinados de película.

A lo largo de la historia, el cine nos ha dejado cortes de cabello icónicos que todas soñamos en llevar alguna vez.

El primero, y el que marcó un antes y un después en la propia vida de la actriz es el que el mismísimo Vidal Sasson  creó para la bella Mia Farrow. 

Fue en 1967  antes de rodar Rosemary’s Baby  cuando el genio hizo historia cortando la delicada melena de la rubia en un atrevido corte a lo Garçon. Ese momento fue inmortalizado para siempre, y el look es uno de los más imitados aún hoy en día por actrices de la talla de Michelle Williams, Carey Mulligan o Chloe Sevigny en la película de 1995 Kids.

Es importante que los peluqueros tengamos un punto de vista propio, que los cortes vayan de la mano de la moda y que sean recordados. “Vidal Sasson”

The world chico, and everything in it. Tony Montana apuntaba alto, y Elvira, una muchacha de enormes ojos azules  fue su obsesión. En 1983 una joven Michelle Pfeiffer lucía su rubio natural en media melena con flequillo abierto, secado con puntas hacia dentro.

Protagonizada por Al Pacino y dirigida por Brian de Palma, Scarface es una de las imprescindibles para cualquier cinéfilo que se precie.

La media melena con flequillo es una combinación perfecta.

La belleza personificada. En 1986 la espectacular Kim Basinger enamoró a hombres y mujeres de todo el planeta. Su cabello al estilo Wavy Bob o Bob ondulado y su mirada perdida la hizo terriblemente sexy por los tiempos de los tiempos.

El look de Elisabeth sigue siendo tendencia hoy en día, esta melena desenfadada ha conquistado a más de una que no quiere ver ni en pintura las planchas. Ondas informales y con movimiento. Para conseguir este efecto debemos secar el cabello al aire e hidratar bien con un sérum  para el encrespado, y acabado con un poco de texturizador.

El Wavy Bob, aporta volumen en cabellos finos, es tan cómodo y práctico  porqué su mantenimiento es mínimo. Secado al aire y listo!

En 1994 Quentin Tarantino nos regaló Pulp Fiction, y con ella la magnética Mia Wallace. Un cabello liso y pulido, de color negro azabache y flequillo por encima de las cejas. En nuestras retinas siempre quedarán grabados sus sensuales bailes. Un primer plano de su mirada enigmática mientras de fondo suena la canción de  Girl you´ll be a woman soon, y el resto  ya es historia.

El corte Bob abarca muchos estilos, cabello liso o cabello rizado.

Cuando hablamos de Grunge  hablamos de Winona Ryder y su pelo alborotado. Corto a capas, desfilado y tapando media cara. Un peinado que en la vida real solo parecía quedarle bien  a ella. Sus grandes ojos marrones y sus rasgos cándidos mezclados con un look alternativo y unos Levi’s 501 eran el top.

Junto a Ethan Hawke protagonizó Reality Bites, una peli de los 90´s que es la culpable de que muchas echaramos alguna lagrimilla al salir de la pelu por pedir un corte a lo Winona. Sin duda ella era única llevando ese estilo y  definitivamente no es un corte de cabello apto para todo el mundo.

Desfilando las puntas con distintos largos y con una crema texturizante conseguiremos un look desenfadado, ideal para perezosas.

Ghost y su inolvidable banda sonora. Una de las grandes escenas finales que nos ha dado el cine es cuando a nuestra protagonista Molly le cae una lagrima por su mejilla en el momento exacto en el que se despide con un “Bye”

Demi Moore acaparó toda la atención con su corte tazón. Un corte pixie con flequillo tomboy muy favorecedor  que deja al descubierto zonas como cuello, mandíbula y orejas. Un look fresco y natural ideal para cabello lacio y sin volumen.

El corte Pixie es ideal para mujeres que buscan un look sencillo y sin complicaciones.

Y fue en 1994 cuando el look de Natalie Portman en la película León: The Professional causo furor,  el boom fue imparable. La versión más corta del Bob hair a la altura de la barbilla con flequillo extra corto. El aire de lolita  problemática de Mathilda Lando creó tendencia, y miles de mujeres imitaron su estilo. La actriz que en la época contaba con tan solo 12 años deslumbró en su debut cinematográfico con este clásico  del cine francés.

Un corte Bob dulcifica las facciones y nos aporta un look Naíf.

Y no podíamos olvidarnos de la tímida e indecisa Amélie, este dulce personaje interpretado por la encantadora actriz francesa Audrey Tatou fue amado y odiado a partes iguales, y fue tan popular como su corte de cabello.

Difícil de encajar, con flequillo espeso y micro corto, un Bob asimétrico con nuca rapada y puntas desfiladas para crear movimiento.

El peinado también es conocido por corte Chanel, llamado así por la revolucionaria Coco Chanel, quién con su look rompió las reglas establecidas en la época y e hizo oídos sordos a las críticas creando la moda a su manera acorde con su extravagante personalidad, demostrando así que una mujer puede ser femenina llevando el pelo corto y pantalones.

Imágenes de tumblr y pinterest.


		

Tienes alguna pregunta? Quieres pedir cita?

Llámanos. Intentaremos resolver cualquier duda que tengas.